RADIO CREACIONES (SEÑAL 1)

ANA LLAO: “LOS GOBIERNOS LLEVAN 22 AÑOS DE DIAGNOSTICOS Y MESAS DE DIALOGO SIN RESOLVER LOS TEMAS DE FONDO















La Consejera Nacional Mapuche ante Conadi, Ana Llao, formuló un llamado al Gobierno a terminar con los diagnósticos y pasar a ejecutar las recomendaciones de todos los informes y mesas de dialogo que se han realizado durante los últimos 22 años de gobiernos democráticos.


En este contexto la Consejera comentó que no existe voluntad política para comenzar a poner fin al eterno conflicto que ha tenido el Estado con el Pueblo Mapuche, por ejemplo, respecto a la compra de tierras, reconocimiento constitucional, derogación del decreto 124 que esta frenando la aplicación del convenio 169, más presupuesto para becas indígenas y representación política del pueblo mapuche en la toma de decisiones.

Por otra parte calificó de lamentables las declaraciones del Fiscal Regional quien señaló que en la zona de conflicto en Malleco se está desarrollando una “guerrilla rural”

Llao enfatizó que “con este tipo de declaraciones desafortunadas, sólo demuestra discriminación y aumenta la odiosidad entre el pueblo mapuche, carabineros y el poder judicial, ánimos que no conducen a nada y que demuestran que el fiscal es parte del problema y no de la solución”.

La Consejera Nacional agregó que “los únicos responsables de la violencia en la zona de conflicto es el propio Estado que ha usurpado tierras, ha reprimido con las fuerzas policiales a niños y adultos mapuche, ha permitido la instalación depredadora de las forestales al interior de las comunidades, destruyendo caminos, extrayendo el recurso hídrico y hierbas medicinales, etc, etc”

Por último, Ana Llao expresó que el Encuentro Mapuche Enama es un encuentro positivo, pero que será un espacio donde un quinto Presidente de La República se llevará documentos y documentos con diagnósticos y propuestas, pero que se empolvarán en la Moneda hasta el próximo diagnostico. Sin embargo, a su juicio Enama es un avance, pero lamentablemente no representa la integralidad de la problemática indígena urbana y rural que hoy vive La Araucanía, peor aun cuando vemos que son precisamente las grandes forestales, que han violentado a las comunidades, las que auspician este encuentro.
.
.
.
.
.