RADIO CREACIONES (SEÑAL 1)

CON INNOVADORAS CASAS EL MINVU HACE FRENTE AL TERREMOTO BLANCO


Como una forma de paliar en parte las enormes dificultades que deben vivir los habitantes de sectores cordilleranos de la Araucanía, la seremi de Vivienda y Urbanismo de la Araucanía, Paz Serra, presentó un innovador diseño de vivienda el cual forma parte de un programa piloto que ejecutará el Minvu en las comunas de Lonquimay y Curarrehue.


Esta idea viene encubándose desde hace un tiempo en la seremi, ya que en el mes de abril durante dos semanas, un equipo del Minvu compuesto de diferentes profesionales realizó un barrido por los sectores más alejados de estas dos comunas cordilleranas. Gracias a este trabajo se sacaron datos importantes que han permitido ubicar los casos de mayor vulnerabilidad los cuales se pretenden atender a través de la entrega de una vivienda especialmente adaptada a las condiciones climáticas de la zona.

Para la seremi, Paz Serra, el objetivo concreto de este piloto es disminuir el déficit habitacional de los sectores más vulnerables, reduciendo la inequidad y fomentando la integración social a través de la entrega de soluciones habitacionales, por esta razón se ha puesto atención en la situación acaecida primordialmente en los sectores más apartados. “ Hemos realizado un catastro de familias que tienen una realidad compleja y que además se ven enfrentadas cada 5 años a terremotos blanco, eso nos llevó a diseñar una vivienda especialmente adaptada a esa realidad”.

Características de las viviendas

En esta primera etapa el Minvu tiene como objetivo construir 50 viviendas, 30 para Lonquimay y 20 para Curarrehue, existiendo dos modelos o diseños. El primero es uno para familias de menos de 4 personas donde su superficie llega a los 50 mt2. El otro es para más de 4 integrantes y su superficie es de 62mt2. Sin embargo ambas se pueden ampliar. Constan de dos o tres dormitorios dependiendo del grupo familiar, cocina con estufa a leña instalada y termocañon, además de baño y living comedor. Todo con aislación térmica adecuada a la zona cordillerana.

Su crecimiento vertical permite proyectar la ampliación de la vivienda hacia arriba, como también su proyección “hacia abajo”, permite servir como refugio para animales y forraje.

La proyección de crecimiento interior programada, evita intervenciones estructurales posteriores, además cuentan con un mejoramiento en el estándar de habitabilidad, con ventanas termopanel, uso de recursos naturales, además de una identidad cordillerana. . . . . .