RADIO CREACIONES (SEÑAL 1)

“El Merken de Doña María”, “hit” de la alta gastronomía nacional



Toda una vida es la que lleva Maria Alicia Millanao Curamil viviendo en su campito en Ipinco alto, distante a siete kilómetros de Purén, camino a Lumaco, donde reside desde hace más de treinta años y en cual ha establecido un emprendimiento cuyo conocimiento fue entregado por sus ancestros y hoy da cuenta la consolidación de un producto con sello personal y que le permite generar identidad, el Merken de Doña María.


De sonrisa fácil y con una calidez característica de la gente de campo es la que sostiene esta emprendedora, quien comienza a contar como decidió generar el conocimiento entregado por años por su abuelita, su madre y transformarlo en una idea de negocio para emprender; ya que, desde muy pequeña prestó especial atención al proceso que recibía el “ají cacho de cabra”, tras participar en el proceso de plantado, de cosecha, ahumado, limpieza y procesamiento del ají fue recibiendo con especial motivación los conocimientos y tratamientos que tenía que tener el ají: “el ver a mi abuelita y mi madre trabajando con tanta dedicación me motivaron a participar y aprender la manipulación del ají para después elaborar el merken, incluso cuando mi esposo estuvo sin trabajo fue un importante fuente de ingresos para sacar a nuestros hijos adelante”, cuenta Maria Alicia Millanao.

Tradicionalmente, el merkén es preparado por María para el uso personal de ésta y su comercialización. El proceso es lento: los ajíes verdes se cosechan y luego dejan maduran hasta tomar una tonalidad rojiza intensa, más tarde se secan naturalmente al sol y luego se ahuman por un período cercano a la media hora sobre fuego de madera nativa. Luego, éstos se guardan en ristras a la espera de molerlos.

El merken preparado por María llegó a oídos de investigadores de la UCT, quienes sometieron el fruto a un estudio que determino la excelencia del producto, esto llevo a trasladar este Merken a USA donde fue expuesto y muy bien acogido en la exposición efectuada en Norteamérica.

Ante esto, esta emprendedora decidió formalizar su producto actividad y mejorar considerablemente el proceso de producción artesanal, a una instancia más sería y formal, por lo mismo postuló al Capital Semilla donde obtuvo un subsidio de $2.000.000 de pesos que le pesos que le permitirá grandes avances “Es un ejemplo extraordinario de emprendimiento, porque ella logra con sus manos sin maquinaria sotisficada cultivar una hectárea de ají, desde el proceso de almacigo, transplante, cosecha, en la que elabora el merken en condiciones muy artesanales pero de una extraordinaria calidad, ella produce 5000 mil kilos de merken sola y eso es digno de reconocimiento”, manifestó la Directora Regional de Sercotec, Carmen Gloria Aravena.

“Con este subisidio que me entrega Sercotec voy a mejorar mis actuales condiciones de procesamiento del merken en toda su cadena productiva, desde mejorar el espacio físico donde lo hago, hasta comprar un molino eléctrico adecuado y poder hacer mi propia marca de mi producto” manifestó con ilusión María Millanao.

La Directora Regional del Servicio de Cooperación Técnica, agregó: “Para nosotros es un orgullo apoyado este emprendimiento que ahora va a formalizarse, contar con este producto ya no a granel como lo esta vendiendo ella donde muchas veces compramos su merken sin saber que es de ella y esta vez podremos etiquetarlo, envasarlo y entrar al mercado de manera directa.

El merkén imprime ese sello propio de las raíces étnicas con la inigualable complejidad de sus sabores y los particulares aromas de la tierra y del humo. Se le atribuyen varias cualidades medicinales como analgésico, desinfectante y estimulante, ya que libera endorfinas. De ahí se presume proviene el placer que sobreviene a la ingesta de este fiero condimento.
.
.
.
.
.