RADIO CREACIONES (SEÑAL 1)

La Botica de la abuela: Un emprendimiento que sana el alma



















“Antiguamente nuestros antepasados sabían que una manera de recuperar o fortalecer nuestra salud personal, familiar y comunitaria, era a través de la medicina natural que se encontraba en la naturaleza. Tenían un profundo respeto y conocimiento práctico de las propiedades de las plantas medicinales para tratar diversas enfermedades físicas, mentales y espirituales”, así lo manifiesta la Lamien, Catalina Lefío, perteneciente localidad Llaguepulli, que se encuentra en el sector sur del lago Budi a una distancia aproximada de 110 kilómetros al suroeste de la capital regional de La Araucanía.


Catalina Lefio, cuenta desde pequeña con un conocimiento que no entregan los libros, sin embargo, tiene una riqueza innegable ya que ha sido transmitido de generación en generación y precisamente, dentro de la sabiduría ancestral mapuche, la persona que conocía el secreto de esta medicina se le respetaba como un ser sagrado, portador de un don especial entregado por Nguenechen, su Dios creador. Se procuraba así mantener en el tiempo este conocimiento, heredado de padres a hijos, quienes desde pequeños participaban de la ritualidad de sus abuelos, impregnando su ser con este conocimiento, que al crecer pondrían al servicio de la comunidad.

Esta sabiduría se ha mantenido intacta en las comunidades lafkenches del Lago Budi, destacando el huerto de sanación ubicado en la Comunidad Indígena de Llaguipulli, en donde la Lamien Lefio, ha mantenido intacto el conocimiento recibido de su antecesora, cultivando sus plantas medicinales en un huerto que ofrece al público visitante, un oasis de paz, armonía, aroma y curación físico - espiritual, de la mano del carisma de la guardiana de este conocimiento ancestral.

Recientemente, la comunidad de Llaguepulli se adjudico un proyecto de Iniciativas de Desarrollo de Mercado (IDM) de SERCOTEC, por un monto de $14.400.000, lo que le ha permitido mejorar considerablemente a la comunidad su centro Turístico que esta emplazado desde hace años y en el que el recorrido “al huerto medicinal” es una visita imperdible. Para la Directora Regional de SERCOTEC, Carmen Gloria Aravena manifestó la importancia de este huerto medicinal: “Estamos hablando de un conocimiento que tiene relación con la cultura mapuche, acá hay un importante aporte a la difusión de la medicina mapuche a quienes recorren este huerto medicinal, tanto turistas nacionales como extranjeros”.

Según Catalina Lefio señalo que al aporte que les llega a través del proyecto adjudicado a través de SERCOTEC, “Estamos trabajando el diseño y posteriormente imprenta, se ha demorado precisamente porque son varias especies y la información y el rotulado tiene que ser el mismo que el de la especie y donde nuestro objetivo final es colocarle código de barra”.

La Directora Regional de SERCOTEC, señalo la importancia de generar estos aspectos en las hierbas medicinales: “Al insertarle códigos de barra, les permitiría un abanico de posibilidades, y se las aumentan considerablemente las posibilidades de seguir emprendiendo, podrían ingresar a las grandes tiendas y supermercados”.

En Llaguepulli, donde la luna se refleja en el espejo del imponente Lago Budi, se percibe la fuerza o Newen de la naturaleza, que baja con las gotas del rocío de la madrugada a las plantas medicinales protegidas en el huerto, en donde esta carismática anciana mapuche, embestida de una rogativa previa a sus ancestros, preparará a sus visitantes una infusión de hierbas debidamente preparadas, que sorbo a sorbo te irán liberando de tus dolencias y retornando en ti la energía purificadora. Es una buenas instancia a vivir esta experiencia de sanación única, natural y con la calidez de la naña Catalina Lefio que te hará un recorrido por el huerto, entregándote un conocimiento simple pero invaluable mantenido desde tiempos milenarios, que tendrás la oportunidad de llevártelo a casa.
.
.
.
.
.